CAPÍTULO 5 ·HBUCDL· EL JURAMENTO

• Me gusta ambientar las entradas con música.

Para disfrutarlo mejor, reproduce la canción. •

···HISTORIAS BAJO UN CLARO DE LUNA···
5
··· EL JURAMENTO ···

Theron Evoryan-Grienne era un nombre muy evocador para un guerrero; demasiado romántico y señorial para alguien que habría manchado su espada con sangre en batallas que, yo qué sabré, habría librado. Nunca le había visto. Ni aún siquiera habíamos intercambiado palabra alguna. Pero ya le temía. Infundía, con su presencia altiva y fuerte, una personalidad trascendental, casi mítica. De hecho, por ejemplo, no me lo imaginaba sonriendo.

Ramelek hubo de notar algo en mi nerviosismo, porque, con su exquisita sutileza, me dedicó una mirada de soslayo, y algo que parecía ser una incipiente sonrisilla que murió aún antes de nacer. Yo, por mi parte, me aclaré la garganta, e intenté lucir como una persona normal. Y fue entonces cuando lo estropee.

—Ëvor, te he convocado por un sencillo motivo: proteger con tu vida a la futura reina de Gamesh. Al término de esta noble misión, quedarás dispensado y podrás volver con tu familia.

[¿Por qué le llama Ëvor? ¿Familia? ¿Qué clase de familia: padres y hermanos? ¿O esposa e hijos?]

—Así será hecho, señor.

Y acto seguido, se puso en posición firme, con el brazo derecho cruzando su pecho hasta llegar al corazón. Su mano izquierda tocaba su espada con firmeza y entera disposición de usarla en el nombre de mi protección. Jamás había visto algo tan hermoso y temible, al mismo tiempo.

Me miró, sin temor, sin temblar, y me dirigió sus primeras palabras, frías y cortantes como el hielo de las tierras del norte.

Señora, juro a usted mi lealtad, y juro que mi espada atravesará cualquier amenaza real o infundada, para salvaguarda suya. El hijo del león rugirá para guardarla, aunque su sangre se derrame, aunque su vida se escape.

Se inclinó levemente hacia mí, en un gesto de reverencia y cortesía, para luego ponerse de rodillas, tomar mi mano, y besarla en honor a su juramento previo. Al levantarse, me miró, miró a Ramelek, se dieron un abrazo de esos que se dan los hombres de guerra cuando han compartido batallas juntos, y montó su caballo con la misma presteza con la que vino. Se alejó un poco y Ramelek le siguió para darle algún tipo de instrucción detallada que no quería que yo escuchase. El guerrero sólo asentía, moviendo su cabeza ligeramente en sentido afirmativo. Se dieron la mano, y se marchó ágil, como el viento.

—Y bien, ¿qué te ha parecido tu protector?

—Creo que prestará un gran servicio a Gamesh, aunque sigo pensando que no es necesario que contrates para mí a una niñera…

—Cuidado, Sahar, me da la impresión de que aún no eres del todo consciente del peligro que corres. Si hubiese querido contratar a una niñera, como tú dices, en Gamesh y en sus alrededores hay cientos de ellos. Pero Ëvor no es un hombre cualquiera. No es alguien que trabaje por dinero Sahar, no. Él es de una estirpe de guerreros antiguos que no presta sus servicios a cambio de oro o favores. Sólo conoce del honor, la lealtad y la justicia. Cumple un estricto juramento milenario. Cuando ha dicho que te servirá con su vida, la connotación es severamente literal. Y como un consejo, te digo que lo trates siempre con el debido respeto. Puede que tú seas llamada a ser la reina de Gamesh, pero te aseguro que es por la sangre de los Evoryan-Grienne que este reino se ha sostenido en la extensión de los tiempos.

Asentí con la misma solemnidad con la que Ramelek me había hablado. Y, entonces, le lancé mi pregunta:

—¿Por qué le llamas Ëvor, y no Theron?

—Ëvor es su nombre de guerra. En su dialecto ancestral quiere decir: “el hijo del león”.

*** ** ***

Theron

Soy un guerrero de sangre noble, pero jamás me he jactado de ello. He combatido desde que tengo memoria. He luchado contra las sombras de mi propia existencia, y contra los guerreros más aguerridos y temibles. Algunas veces me han vencido; otras muchas, he vencido yo. Pero jamás me he rendido. Es por ello que me he ganado el respeto y el honor de los que me conocen, y aún de mis adversarios. Asumo mi nuevo rol como protector de la legítima reina de Gamesh. Y no tengo temor, sino a no cumplir con mi misión. Un guerrero jamás puede involucrarse emocionalmente con aquellos a los que protege o defiende, pues, sujeto a sus emociones, dudará en el momento menos indicado, y eso podría ser nefasto. Por lo tanto, esta no será la excepción.

 

Continuará…

[LIHEM BEN SAYEL]

horse-wallpaper-lone-warrior_1920x1200_95838

 

Anuncios

Un comentario en “CAPÍTULO 5 ·HBUCDL· EL JURAMENTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s