Es oficial. 

Hace años, cuando me preguntaban acerca de mis cantantes favoritos, sólo podía mencionar a Ofra Haza, Nancy Ajram, Paul Wilbur, y poco más… (A Celine Dion le he tenido aprecio, pero reconozco que desde la adolescencia no escucho sus canciones).

Cómo cambian las cosas. Ahora mis playlists favoritas están plagadas de las canciones de cierta señora guapa, desenfadada, original, con una voz fascinante y auténtica, y apasionada por la intimidad con Dios. Escribe sus propias canciones en una atmósfera que adivino totalmente cargada de sobrenaturalidad. Y canta esas mismas canciones con una pasión desbordante. En más de una ocasión me he reído viendo sus vídeos, porque en ocasiones gesticula de una forma tan extraña, que me da la impresión de que olvida que está frente a las cámaras y un público. Y eso creo que es una de las cosas que más me gusta: su seguridad en sí misma, no tiene miedo al ridículo. 🙂

La descubrí por casualidad en uno de sus famosos spontaneous “Everything to you”. Y luego seguí con “Our Father”, “Heaven come” (que es una especie de himno para mí), “Sweet praise” y muchas otras…

En definitiva, tengo que reconocer que ha ocurrido sin buscarlo, sin darme cuenta, sin pretenderlo, pero sí señores, es oficial: Jenn Johnson es mi cantante favorita (por encima incluso de mi tierna y a la vez intensa Kim Walker).

Las estadísticas no mienten, y escucho más las canciones de Jenn que las de cualquier otro cantante o grupo.

¡Bienvenida a la banda sonora de mi vida, querida Jenn! ❤


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s